Buscando Ayuda

  • Reconozca que lo sucedido no fue algo que usted proporcionó y no debe sentirse culpable.
  • Entienda que sexo contra su voluntad es inaceptable y es contra la ley.
  • Siempre está en su derecho de decir "no" y a menos que usted especificamente no haya dicho "si" significa que no ha dado su consentimiento.
  • Puede denunciar un asalto sexual a las autoridades, incluso si el atacante es un conocido. Es posible que pueda recibir una orden de protección para mantener a su atcante lejos de usted.
  • Usted merece atención médica para asegurarse que está libre de daños internos, enfermedades de transmisión sexual o embarazo. Su médico también podra reunir evidencia en caso de que decida reportar el crimen.
  • Si cree que ha sido drogada, puede discutir ésto con el personal de asistencia en el hospital para obtener un examen de orina dentro de los primeros tres días para detectar la presencia de una droga suministrada anterior al ataque sexual.
  • Servicios de apoyo gratuitos están disponibles en su comunidad. Usted podrá hablar personalmente con un consejero o en una linea telefónica de ayuda, unirse a un grupo de apoyo, u obtener información o ayuda para manejar los problemas que pueda experimentar como resultado del ataque.
  • Ud no tiene que pasar por esto solo. Existen personas que entenderán lo que le ha sucedido y le brindarán apoyo a medida que se vaya recuperando. Ellos también podrán ayudar a que su familia y amigos puedan entender por lo que está pasando.

Nadie pide o merece ser violado! Si es contra su voluntad o sin su consentimiento, es contra la ley y no es su culpa!

Para más información, diríjase a su centro de crisis local de violación o llame 1-888-956-7273.