Cómo Puede Ayudar

  • Mantenga la calma. Seguramente sentirá rabia o choque pero expresando estas emociones a la víctima puede causar más trauma.
  • Estimule la búsqueda de ayuda médica. Esta ayuda es importante porque pueden haber lesiones internas que no son notorias, o la víctima ha podido haber sido expuesta a enfermedades de transmisión sexual. Además, un exámen forense puede proveer evidencias por si la víctima desea proceder legalmente.
  • Deje el control a la víctima. Este le fue arrebatado durante el asalto. Permítale tomar sus propias decisiones acerca de los pasos que desea seguir.
  • Mantenga la confidencia. Deje que sea la víctima quien decida a quienes quiere contarles lo sucedido.
  • Permítale expresar sus sentimientos. Escuche sin expresar sus propias opiniones. Si la víctima desea permenecer en silencio, no force una confidencia. Déjele saber que usted siempre estará dispuesto a escuchar.
  • Créale. Hágale saber que usted si cree lo que le ha sucedido y que NO FUE SU CULPA, sino la del abusador.
  • Estimule la búsqueda de consejería. Provea a la víctima el número telefónico del centro de crisis local de violación más cercano, pero finalmente deje que sea ella quien tome la decisión.
  • Busque ayuda para usted mismo. No ignore sus propios sentimientos, incluso si no puede compartirlos con la víctima en el momento. Su centro local de crisis puede proveer consejería para usted si necesita hablar con alguien.