Cuando las Víctimas son Hombres

Hombres y muchachos pueden ser víctimas de violencia sexual siendo niños, adolescentes o adultos. Violencia sexual es toda forma de contacto sexual no deseado. Los autores de violencia sexual contra varones lo hacen buscando control y poder, no por deseo sexual. Violencia sexual incluye crímenes tales como violación, incesto, asalto sexual a menores de edad, acoso sexual, explotación sexual de menores o toda forma de contacto sexual sin consentimiento. Cualquiera que haya sido víctima de un asalto sexual necesita compasión, sensitividad, y cuidado. Las víctimas masculinas pueden tener ciertas necesidades especiales a considerar.

En los Estados Unidos, alrededor del 10 por ciento de las violaciones reportadas incluyen víctimas masculinas y muchas más nunca llegan a ser reportadas. Hombres y muchachos frecuentemente están reacios a reportar una violación sexual o a buscar ayuda porque se sienten humillados, avergonzados o confundidos por el crimen de que han sido víctimas, o simplemente porque creen que al buscar ayuda los hará vulnerables o débiles. Muchos de los autores de estos crímenes a varones son hombres y ellos violan lo mismo a homosexuales o heterosexuales porque violación es un acto de violencia, no un acto sexual o de deseo sexual.

La ayuda está disponible. Muchos de los centros locales de crisis proveen servicios gratuitos y confidenciales para todas las personas que han sido lastimadas por un asalto sexual, incluyendo varones. Dichos centros también proveen ayuda para los amigos y familia de las víctimas quienes quieren ayudar a sus seres queridos y quienes necesitan apoyo para manejar sus propias emociones.

Estudios muestran que uno de cada siete muchachos será víctima de alguna forma de asalto sexual antes de llegar a los 18 años.