La violación y otros delitos de violencia sexual tienen un impacto devastador en las vidas de las víctimas y sus comunidades. Los delitos de agresión sexual, abuso sexual infantil, acecho, violación conyugal y acoso sexual causan un trauma a la salud física y mental de los sobrevivientes y les roban su sentido de seguridad y bienestar. La prevalencia de la violación también tiene un gran impacto en otros problemas culturales: la violación es responsable del 11-20% de los embarazos de adolescentes y del aumento del abuso de sustancias y problemas de salud mental, incluida la depresión mayor, el suicidio y el trastorno de estrés postraumático.

Sexual Assault